Productos personalizados en el sector retail

productos personalizados

El sector retail comprende aquellos comercios minoristas que ofrecen productos o servicios a sus clientes. Dentro de este sector, cada vez hay más demanda de productos personalizados. De hecho, según un estudio de The State of Fashion, del año 2018 y que puedes consultar completo y en inglés aquí, la personalización es una de las mayores tendencias de compra y venta. ¿A qué se debe? Y lo más importante, ¿cómo podemos aprovecharnos de esto?

 

El auge de los productos personalizados en el sector retail

Para analizar por qué hay tanta demanda de este tipo de productos, debemos comenzar a pensar en una saturación del mercado. Desde la explosión de internet han ido aumentando los comercios con presencia online (ecommerce) y cada vez es más fácil comprar sin salir de casa. Incluso algunas grandes marcas ofrecen la opción de comprar online y recoger en cualquiera de sus tiendas. Esto hace que los consumidores se hayan saturado y busquen productos únicos.

Si pensamos en ropa, tenemos un ejemplo sencillo: Cada vez más clientes compran prendas originales, para poder diferenciarse del resto de personas. La “culpa” en este caso es de la estandarización de los productos, que crea una sensación de monotonía a la hora de vestir. Si pensamos en el sector servicios, es lógico pensar que nuestros clientes demanden un trato personalizado, único. Sentir que nos preocupamos por ellos y haremos lo posible para cumplir con sus estándares.

 

Algunos ejemplos para comenzar a personalizar productos o servicios

Si aún no has apostado por ofrecer productos personalizados, pero quieres sumarte a esta tendencia, lo mejor es que empieces por “testear” algunos productos. Crea una nueva línea y muéstrasela a tus clientes. Volvemos al ejemplo de la moda. Es probable que tengas que consultar proveedores nuevos, pero puedes empezar por un producto asequible, que llame la atención a los clientes y que pueden dejarte un margen de beneficio bastante amplio. Veamos qué puedes ofrecer.

 

Productos que puedes personalizar

Los productos que podemos ofrecer varían en función, evidentemente, del tipo de comercio que tengamos. Pero os damos algunas ideas que podemos realizar a precios económicos y a los que podemos sacar un buen rendimiento. Algunos productos que podemos ofrecer para personalizar son:

  • Si tienes una tienda de ropa, una buena opción es que presentes camisetas con mensajes personalizados. Son un producto que suele venderse bien y son relativamente fáciles de crear. Si vamos un poco más allá y nos animamos a crear camisetas con cualquier tipo de imagen, incluso ampliamos nuestro público, abarcando despedidas de solteros, fiestas, cumpleaños, etc.
  • Bolsas de tela. En una época en la que cada vez nos preocupa más el medio ambiente, las bolsas de tela reutilizables también pueden venderse bien.
  • Regalos personalizados. Aquí el abanico se expande hasta límites insospechados. Pensemos en tazas para regalar en cumpleaños o fechas especiales. O cualquier otro tipo de objeto especial para aniversarios, como regalo de boda o con cualquier otro motivo.
  • Regalos corporativos. Son muchas las ocasiones en las que las empresas necesitan entregar un regalo corporativo. En eventos, jubilaciones y otras muchas ocasiones especiales. Estos regalos nos abren un abanico nuevo de posibilidades, entre los que encontramos bolígrafos, carteras, portadocumentos o incluso joyería.

Ofrecer este tipo de productos, además de hacer que el cliente se sienta especial, cubrirá necesidades de muchas personas o empresas. Busca cuál puede adecuarse a tu comercio y busca tu propio nicho de mercado para saber qué puede interesarle. Analiza, saca una pequeña línea de prueba y vuelve a analizar los resultados para ampliar tu estrategia.

 

productos personalizados

 

Servicios personalizados

En cuanto a los servicios, lo ideal es que sigas las siguientes pautas:

  • Investiga cuáles son las necesidades reales de tu cliente, y cómo puedes ayudarle.
  • Piensa en solucionar sus problemas, no en vender tus servicios. Para eso es importante que hagas una escucha activa y seas tú quién le ofrezca aquello que pueda solucionarlos. Sé proactivo, no esperes a que sea el cliente quien tenga que decirte qué necesita.
  • Apuesta por presentarte personalmente y establecer alguna relación. A muchos clientes no les gusta sentirse como un número en nuestras cuentas.
  • Aunque mantengáis una relación profesional, es bueno transmitir una cierta cercanía. Que sepan que pueden contar contigo.

Hay algunas cosas que puedes tener en cuenta tanto si trabajas en productos como en servicios, que también son apuestas por la personalización. Puedes contar con un buen software de gestión de clientes, o CRM, para ayudarte a gestionar tus relaciones comerciales. A través de él recogeremos toda la información de nuestros clientes (como qué otros servicios ha requerido, incidencias, dudas, llamadas comerciales, etc) y podremos gestionarlo de forma más eficiente. Y, también, apostar por el marketing personalizado. Aprende a conectar con tus clientes y mejorarás no sólo tu reputación, sino que aumentará la fidelización y la intención de tus usuarios de repetir compra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentario*