Mejores ideas para eventos corporativos de otoño

eventos_corporativos

El inicio de la estación de otoño puede ser una época idónea para celebrar un evento corporativo, tras el fin del tan aclamado verano. Damos paso al último trimestre del año y que mejor motivo que un acontecimiento entre compañeros y colegas para finalizar el año.

De hecho, los meses de octubre y noviembre son los meses en los que más actividades corporativas se realizan.

El objetivo primordial de este tipo de acontecimiento es reunir a tu plantilla y agradecerles el trabajo realizado durante el año. Haz que se sientan imprescindibles en tu equipo celebrando junto a ellos actividades fuera del horario de trabajo, creando un ambiente de cordialidad y familiar. Estas reuniones fomentan el sentimiento de pertenencia y la comunicación entre los miembros de tu equipo.

Aunque esta sea, según nuestro parecer, el mejor motivo para celebrar este tipo de acontecimientos, los eventos corporativos también tienen un impacto positivo en la imagen de marca, potencian los negocios y las ventas, mejoran la comunicación tanto interna, como externas, e incluso pueden crear actividad en tus redes sociales, bien sea por la publicación del evento o por los recuerdos que puedas compartir en tus redes.

Para conocer los beneficios de los eventos corporativos en mayor profundidad, consulta el artículo de nuestra página web dedicado a este fenómeno: ¿Cómo ayudan los eventos corporativos a tu empresa?

En este artículo te proponemos algunas de las mejores ideas para organizar eventos corporativos en los meses de otoño.

 

Disfruta de un clima ideal

Algunas de las ventajas de esta estación frente a otras estaciones es que el clima es más suave que en los meses de verano, pudiendo disfrutar de un ambiente al aire libre o en una terraza cubierta en caso de que llueva, también muy frecuente en esta estación. Disfruta de la magia que brinda la época otoñal para pasar más tiempo con tu equipo de trabajo, organiza un pequeño picnic en el parque o un almuerzo en la terraza de algún bar o restaurante.

 

Fiestas temáticas

Aprovechando las festividades que se celebran en esta época, puedes organizar para tu empresa fiestas temáticas. Por ejemplo, el día de Halloween puedes decorar vuestras instalaciones con las famosas calabazas y las clásicas telarañas, y organizar una comida ambientada en esta fecha.

 

Desayunos, comidas y cenas

Puedes disfrutar de la compañía de tu equipo en tu lugar de trabajo, haciendo por un día de este espacio algo ajeno al trabajo o bien realizar alguna actividad fuera del lugar habitual de trabajo. El fin es compartir con tus compañeros, sea dónde sea.

Tras la época estival y sus tan merecidas vacaciones, algunos empleados se sienten un poco bajos de ánimos. Aprovecha esta situación para celebrar desayunos inesperados en tu oficina o espacio de trabajo, esto ayudará a desviar la atención del día cotidiano y hacer más humano el trato con ellos. También puedes anticipar tu cena de navidad y celebrarla un poco antes de lo habitual, probablemente en estas fechas los restaurantes tengan mayor disponibilidad y haya un clima más relajado.

 

Convenciones

Muchas empresas aprovechan el fin del verano para dar a conocer al equipo los propósitos de la nueva temporada o para reconocer el trabajo realizado en la temporada anterior. Puedes organizar sesiones formales de presentación, con la intervención de los directivos de la empresa o con la presencia de algún invitado especial, como un motivador profesional o alguna celebridad de tu campo de trabajo. También te sugerimos que acompañes estas convenciones con un catering para deleitar a tus empleados, que seguro lo merecen y les reconfortan mucho este tipo de detalles.

En definitiva, disfruta de un ambiente festivo con las personas con las que convives y comparte con ellos los mejores momentos que podáis pasar juntos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentario*